El nùcleo no es de uranio

Cuando me caigo al pozo, siento que me voy a morir.

Asì, cinco veces, durante toda la noche. Esos espasmos que me hacen liberar adrenalina en un segundo y como consecuencia, llega el insomnio.

Nunca duermo bien, el detonante siempre està en mi cabeza, y a diferencia del despertador, no lo puedo apagar.

Cuando abro los ojos, ya tengo un pensamiento que teje a otro, y asì, una reacciòn en cadena, solo que el núcleo de mi bomba, no es de uranio.

Cuando se termina el ovillo, empiezo a opinar, me invento un juez. Primero digo todo lo que pienso y despuès me juzgo, para desarmar mis propios argumentos.

Al rato, me encuentro hablando en voz alta, caminando por la casa. Mi nivel de ansiedad ya rompiò el medidor.

Me gusta llegar ahì, de hecho, como en los videojuegos, intento encontrar la llave que me permita pasar al pròximo nivel.

Al fin y al cabo, mantenerme en ese estado tiene sus beneficios, no solo me permite hablar con mi alter ego, sino que me impide conciliar el sueño, ese lobo disfrazado de cordero, que cuando cierro los ojos me deja morir cinco veces en el mismo pozo.

Publicado por laturmalinanegra

Me gusta escribir, no tengo buenas ideas, pero poner mis emociones en un papel, hizo que mi vida de un vuelco a favor de la esperanza.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
A %d blogueros les gusta esto: